Salas-Teatros

[ Volver ]

La rumba de Barcelona toma el vermú en La Belter

16/01/2021 - Jordi Rueda/NoticiasClave.net

La rumba de Barcelona toma el vermú en La BelterMomento guapachoso este finde en la Bodega La Belter, de Barcelona. Ragna es el del sombrero. Foto: Noticias Clave.

La rumba de Barcelona no se rinde. Siguen vigentes el toque de queda y las limitaciones horarias impuestas por las autoridades. Los bares no pueden abrir más allá de las tres y media, pero la Bodega La Belter, en Nou de la Rambla, a pocos metros del Bagdad y de lo que fue el Arnau, tiene músculo y lo luce los sábados y domingos, a la hora del vermú.

Entre las paredes llenas de históricas fotos de históricos artistas del cante y del baile, muchas de ellas realizadas en alguno de los estudios situados en la misma calle Nou de la Rambla, a la sazón calle del Conde del Asalto, se escucha música que calienta los ánimos de los clientes.

Este sábado pincha Ragnampaisser, aka Ragna, activista afrorumbero, productor y DJ, que sabe mucho de músicas rumberas, no en vano tuvo un negocio de discos y una agencia artística en la mismísima calle de la Cera, si bien allí, donde Ragna, mandaban el reggae y las músicas del África negra, junto a la natural del barrio: la rumba catalana.

Ahora mismo, las tres de la tarde, suena un tema de Rolando Laserie, el artista preferido de Peret. Antes, Ragna ha pinchado ‘Una aventura’, tema del Grupo Niche que versionaron con éxito Los Manolos, allá en los años noventa. Como está en la bodega el mismísimo Joan Herrero, el incombustible manolo de la coleta, la cosa se ha animado mucho, porque Joan se ha puesto a cantar encima de la grabación y todos nos hemos echado a cantar y/o a bailar.

Desde las paredes nos miran imágenes firmadas por Foto Ramblas, por Foto Alfredo, por Alfonso, por Román, o sin firma, aunque todas comparten un estilo inconfundible, la mayoría en blanco y negro. No hubo artista que trabajara a menudo en la ciudad que no posara en algunos de aquellos pequeños platós. Alfredo, además, se encargaba de imprimir los afiches y, en eso, en los sesenta y parte de los setenta fue el emperador. Tenía precios imbatibles.

Esas paredes documentan una época en que Barcelona era la ciudad donde funcionaban más tablaos flamencos, además de cabarets y salas de fiestas. Incluso el nacionalcatolicismo tuvo que avenirse a tolerarlos. Otra cosa hubiera provocado una reacción popular que ni el motín de Esquilache. Además, la bohemia tenía poder, literalmente.

El dueño de La Belter, Gabriel, es coleccionista y buen conocedor de la historia del espectáculo en esa parte de la ciudad. Charlar con él es un placer. De fondo, ahora, música africana,

Pero, ¡vaya! Son las tres y media. Hay que acabar la ensaladilla, apurar la caña y salir. No obstante, este domingo y el sábado que viene y los siguientes habrá más rumba en La Belter, con Ragna y sus sesiones Watusi, o con otros y otras DJ. Incluso hay anunciado algún directo este mismo enero. Sábados y domingos, de 13.00 a 15.30 horas. La rumba de Barcelona encara sona. Y sonará.

P.S.- Cosas de la autoridad: el horario se ha estirado hasta las 16.30 horas. La apertura sigue siendo a las 13.00h. Y desde el 26 de febrero, también los viernes en el mismo horario que sábados y domingos.

 

 
Go to top of page
En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info