Ferias / Certámenes

[ Volver ]

La cuarta edición de BAFIM potenció la presencia profesional internacional, aunque perdió público

27/11/2009 - Alejo Sminoff/NoticiasClave.net

La cuarta edición de BAFIM potenció la presencia profesional internacional, aunque perdió público

BAFIM, La Feria internacional de la Música, concretó su cuarta realización en Buenos Aires. En el año de la crisis financiera global, el mosquito dengue, la gripe A y hasta el enfrentamiento del gobierno nacional con el de la ciudad, acompañados a un severo corte de presupuesto a mitad de camino, BAFIM asumió el desafío de pasar a Costa Salguero, donde tuvo todo el colorido y cumplió con la gran mayoría de sus objetivos.

De inicio se pudo decir que la feria, celebrada del 17 al 22 de noviembre, estaba más chica —en realidad la disposición era diferente más allá de la cantidad de stands— y que la concurrencia no fue tan masiva, aduciéndose que no se podía llegar en transporte colectivo. Pero hubo mucha gente y momentos de alta circulación. Se habla de la apertura y el cierre con 20.000 personas.

Volvió a haber momentos muy especiales para el público y la proyección es muy interesante para las próximas ediciones.

Saltos de calidad

Después de la súper exitosa pero controvertida edición anterior, que terminó con dificultades para contener a un público de bajo nivel, lejos del que se buscaba en la línea de la Feria del Libro, y con niveles de ruido que dificultaban las rondas de negocios, es bueno ver que la Expo dio saltos de calidad en varios sentidos.

El primer objetivo fue que la organización del Gobierno de la Ciudad liderada por Francisco Cabrera y Enrique Avogadro fue potenciar la feria comercial y los encuentros internacionales, por sobre el festival de shows. Por eso, más allá del menor presupuesto, la gran mayoría de las figuras fueron de desarrollo. Ya se dijo en estas páginas que festivales hay muchos, y Feria comercial y de negocios de la Música una sola.

En ese sentido BAFIM de Costa Salguero fue mucho más profesional, el lugar para los escenarios fue mucho menos invasivo y, concentrados en Music Net, hubo una presencia de más de 200 ejecutivos de otros países que dejaron muy conformes al sector independiente de la industria que, según afirmaron a Prensario, ya utilizan a BAFIM para estructurar su año. Esos representantes del exterior se incrementaron sobre todo entre organizadores de giras y festivales, lo cual da una cuota aún mayor de actualidad y de oportunidades para los artistas. El control de acceso, la atención y el manejo general de Music Net fue uno de los puntos más altos. Fue bueno lo de las reservas de citas on line, sólo faló un wifi abierto en coincidencia con tantas mejoras.

Decisión para los privados

Siempre hay detalles claros para mejorar. Más allá de las perlas para el público, las conferencias internas que habían sido muy ilustrativas el año anterior, en general este año tuvieron menos desacadas y con mucha falta de público. La chance del acceso doble desde Music Net o para el público era ingenioso, pero faltó tal vez mayor participación del público profesional.

El otro tema fundamental que queda abierto, es si el sector se decide a sumarse con más decisión al público para la organización de la muestra. El gobierno porteño lo está haciendo muy bien, peor sería bueno avanzar en un modelo mixto que asegure la perdurabiliad de la feria y la total identificación con los fines de CAPIF, SADAIC y otras entidades. BAFIM peligró por el recorte presupuestario mencionado, y está claro que es una plataforma para conseguir muchos de los objetivos futuros de la industria.

En la imagen superior, la apertura de BAFIM, con Mauricio Macri, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, director de Industrias Creativas y Comercio Exterior, Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico, y Ernesto Vicente, presidente de CAPIF. Debajo, un aspecto del espacio Music Net, reservado a los profesionales.

Fotos: Diego Álvarez/Prensario/NoticiasClave.net

 
Go to top of page
En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info