Compañías-Editoriales

[ Volver ]

La Asociación de Autores y Compositores APDAYC toma las riendas del mercado peruano de la música

06/08/2010 - Prensario/NoticiasClave.net

La crisis del soporte a nivel mundial ha hecho que muchos mercados, como el del Perú, hayan sido virtualmente abandonados por la industria discográfica internacional. En ese contexto la opción para las entidades de derechos de autor es mantener un esquema tradicional de simple cobro de derechos o pasar a tener un rol más activo para no dejar a los autores y artistas sin caminos para grabar sus obras y hacerlas trascender. La Asociación Peruana de Autores y Compositores APDAYC ha ido mucho más allá y avanza en campos inéditos en el mundo, tomando las riendas del mercado para suplir sus falencias.

Su presidente Armando Massé es músico, autor, médico y tiene una maestría en propiedad intelectual que sólo existe en la Universidad Católica del Perú, y da cátedra en dos. Lleva 11 años al frente de APDAYC y en ese lapso los objetivos han cambiado 360 grados, según expresó junto al director general Óscar Ráez, que lo acompaña en ese puesto dirigencial desde hace dos años y medio.

El marco que hizo posible ese viraje fue el crecimiento económico del país, ya que tanto la CISAC (Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores) como las normas peruanas prohíben que se gaste más del 30% de lo que se recauda.

Nuevo modelo

"Hemos dejado el viejo modelo de ser grande, torpe y anquilosada, que sólo espera que se le pague, para ser un agente más de mercado competitivo e innovador. No somos locos ni irresponsables, sino que el ritmo del baile lo da la competitividad. La relación de APDAYC con el Congreso de la República y los principales municipios del país es excelente. Hay una marcada notoriedad y credibilidad en la sociedad. Hace más de 2 años que no tenemos ningún juicio con un organizador de espectáculos".

Los directivos señalan que "No queremos que nuestros autores migren a otras sociedades, pues va en contra del mismo derecho de autor, como ocurre en Bolivia, Paraguay, Ecuador y Centroamérica, donde muchos talentos terminan en otras sociedades y así se dificulta que surjan otros nuevos. Vale la crítica para esos países grandes que se llevan el talento de los países chicos y a veces de ex profeso. Contra eso, un orgullo para nosotros es que el 67% de la música del Perú es de APDAYC. Artistas como Ricardo Arjona, Rubén Blades o Charly García son socios honorarios".

"Hoy en día APDYC -añaden- está considerada una sociedad de velocidad uno, con un standard óptimo en los requisitos de la CISAC. Desde hace cinco años viene sosteniendo un crecimiento en la recaudación superior al 22%, se puso al día con el mundo de las sociedades y le da al asociado una atención muy completa. Se destacan servicios de orden social como un pago de 1000 dólares a la familia en caso de fallecimiento, atención médica, odontológica, un hotel de socios en provincia para vacaciones, comedor gratuito, préstamos y adelantos.

COMPRA DE IEMPSA

Junto a eso, existen otros incentivos inéditos en la región para impulsar al negocio legal pese a la piratería del 99 % que existe en el Perú. Hay un bono de producción fonográfica de 500 dólares para los socios que pese a la piratería se deciden a lanzar su cedé. Se ha adquirido además la sala de grabaciones más representativa del país y de calidad internacional, Estudios Iempsa, que se entrega a los autores a un precio de 8 dólares la hora y si no lo tienen puede pedir un crédito. Y otro incentivo es el Gran Premio APDAYC que es televisado a nivel nacional donde se premia a los mejores autores, intérpretes y arreglistas de todo el país".

Se decidieron otras iniciativas todavía más vanguardistas. Una de las más resonantes fue la compra del sello discográfico más tradicional, también Iempsa, que aquí explican. "Lo decidimos para protegerlo y que no caiga en manos de terceros que no le den movimiento, como pasó con otros sellos emblemáticos. Sin movimiento no hay ingresos ni derechos para los autores. El catálogo Iempsa es el más importante del país con más de 5.000 títulos y tiene que estar activo’".

Radios propias

Además, como caso único en el mundo, el presidente Alan García entregó la administración de la parrilla de Radio Nacional, la radio de bandera del Perú a la Asoación, que la utiliza, principalmente, para pasar música nacional, con espacio para nuevos artistas, pero también le da lugar a la música latinoamericana.

También hay programas para educar a la gente sobre derechos de autor, interés social, salud y de derechos del consumidor. Esa acción los llevó a adquirir después más de 10 emisoras, las que se compraron en forma entrelazada con la Fundación Autor. "Hemos tomado el ejemplo de entidades de España, México y Chile, y lo hemos profundizado’, agregaron. La idea es poder imponer los éxitos en el futuro".

Cadena de discotiendas

Siguen integrando verticalmente toda la cadena. "Vemos que en la piratería la arista principal es el precio. Las majors tienen que entender que no pueden vender cedés a 25 dólares. El negocio no es posible en el Perú sin precios bajos, así que decidimos abrir una cadena de discotiendas, no para lucrar sino para llevar un producto de calidad al menor precio posible. Ahora la más grande la abrimos el 26 de mayo en el Centro Comercial Lima Norte tiene 200 metros cuadrados y 3.800 títulos, y a corto plazo la idea es tener una en cada punto cardinal de Lima y luego en provincias. Solucionamos no sólo el precio del disco sino su cadena de distribución".

"Si bien no la abandonamos, creemos que la lucha frontal contra la piratería no sirve. Por eso incentivamos la compra original no sólo con bajos precios sino con otros premios, como que con la compra de 10 discos originales se gane un premio de ir ver a su artista favorito.

En esa línea está también la tribuna APDAYC, donde se pone a la venta 500 entradas a precio bajo para permitir que las clases menos privilegiadas puedan acceder a artista favorito. También se puede premiar a una autoridad por una buena gestión".

‘También hay un proyecto completo con el Congreso de la Nación para sacar discos populares a no más de 5 dólares, que no estén grabados de impuestos como el libro. Así la gente tendría una opción legal y un gran sector se recuperaría. Estamos estudiando hacer importaciones de China y hasta poner una fábrica de cedés. También estará preparada para la era digital y tienen otros modelos como propiciar giras de artistas al extranjero. "La idea es recuperar lo que el autor siempre debió tener. APDAYC quiere tomar lo abandonado, levantarlo y competir".

Copia privada

‘Telefónica del Perú es el único usuario que no quiere pagar la copia privada en los celulares móviles. Hay 21 millones de celulares de los cuales 12 usan música, y esos no están pagando. Si cobráramos un dólar por celular serían 12 millones y sería una gran puerta que se abre en América Latina. En España sí la paga, pero aquí no quieren pues justamente les preocupa que el ejemplo se repita en Brasil y otros países.

Perú es el único país en el que se paga copia privada con ley y reglamento desde 2003. Está legislada en Ecuador y Paraguay, pero no se ha reglamentado’.

Respecto al a piratería en internet, concluyeron: "Es una tarea a mediano plazo pues ni siquiera los jueces todavía están concientizados de lo que es piratería en internet".

En la foto, Ráez y Massé.

 
Go to top of page
En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info