Opinión

[ Volver ]

De gira por provincias

02/04/2007 - Miquel Àngel Sancho/NoticiasClave.net

La pasada edición de los Premios de la Música, celebrada en Córdoba, fue un honesto reflejo del estoico estado de la industria discográfica. El guión, hilo de la gala, no podía ser más pesimista; un presentador venido de un futuro donde la música no existía o era marginal, eso sí, su misión era hacer fracasar tan mal presagio. Para crear esta inquietante atmósfera contribuyan también la mayoría de las intervenciones de los ganadores mientras recogían su galardón. Peligro, socorro y llamadas de atención a políticos transcurrieron en boca de algunos artistas como Teo Cardalda, que aprovechaba la presencia de la ministra de cultura solicitando más acción y menos palabras, no sabemos que efecto le hizo a Carmen Calvo que ya lleva tiempo disimulando su discutida tarea escudándose en su vacío de competencias por estar transferidas a las autonomías. Acertado estaba Serrat que denunciaba la "discriminación positiva" en que se ven envueltas las ediciones en gallego, catalán, eusquera o asturiano.

Algunas de las actuaciones que se iban desarrollando entre las entregas de premios eran otra muestra del actual bagaje musical pleno de disparidad, como es la visión de la admirable, incombustible y arrítmica Fangoria, un anodino Bunbury, los divertidos Paga-Nini, el histrionismo de Falete, la categoría de Miguel Poveda o la tosquedad, exenta de provocación, de Melendi, que además se llevó el, más que opinable, premio a la mejor gira. Un premio enormemente merecido fue el de Radio 3, auténtico reducto cultural y bastión de resistencia en medio de la mediocridad mediática general. Dos veteranos se llevaron premios de honor, Pedro Iturralde, por su carrera musical y Raimon, inedulible e histórico activista de la cançó. Se agradece que ni Alejandro Sanz, que parece haber perdido el norte en su último disco, ni los redundantes Oreja de Van Gogh, se llevasen recompensa.

Proporcionan credibilidad los premios a Buika, Ricard Miralles juntamente a Kitflus, Dani Alcover, Kepa, Valent o el acomodado rock & roll de Fito.

Jorge Drexler se mostraba incrédulo por haberse premiado su disco como mejor álbum al ser una música llena de melancolía, quizás la misma que se respiraba en estos premios de la música que, iniciaron en Córdoba su gira por provincias. Esperemos que esta complicidad, en busca del apoyo económico de los Ayuntamientos, no derive en una perdida de carácter de las próximas convocatorias y anime a la Academia para que apueste por unas ediciones ambiciosas que proyecten cierta esperanza, ilusión y autoestima entre todo el sector.

Miquel Àngel Sancho es el presidente de la discográfica mallorquina Blau.

 
Go to top of page

© 2003-2019 Noticias CLAVE · (+34) 931 291 454 ·

En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info