Opinión

[ Volver ]

Clonaciones del pop

04/08/2009 - Eliseo Cardona/BlueMonk Moods

Lola X es una cantante de música pop. Joven, rubia, hermosa y algo coqueta, su tontería la escamotea con un culo espectacular y destrezas más bien ordinarias para tocar la guitarra. Ha compuesto un manojo de canciones sobre un novio que le rompió el corazón y salió huyendo, como todos los que rompen algo y se van levantando polvo del camino. Que en realidad debería ser motivo extraordinario para escribir una canción interesante; es decir, una canción que explique las razones por las que alguien sale corriendo de tu vida. Eso sí, haciendo el esfuerzo creativo de ponerte en sus zapatos, aunque el susodicho los haya dejado atrás en la carrera.

Pero no importa, porque Lola X prefiere no salirse del tiesto. Lo de ella es jugar a la segura, y por eso habla del corazón cuando en realidad quiere decir otra cosa. Casi me atrevería decir que no se le puede culpar, puesto que la gente que escucha música pop vive de fantasías. O sea, que vive para que les metan el dedo en el corazón.

Además, lo que interesa a los fans ni siquiera es la música, que cuando se lo piensa bien se ha convertido en un accesorio, en un valor añadido. Lo que parece interesar más a los fans es que sus artistas —que en el fondo son tan fulanos como ellos— aparezcan en todas partes. Así cualquiera que arme ruido mediático a través de YouTube, Vimeo, Twitter, Facebook, MySpace y otros, se convierte en una estrella, en un artista sin arte. De lo demás, claro, se encargan los publicistas, esos personajes que han hecho de la mala ficción todo un arte. Al fin y al cabo, lo que importa en el negocio de la música es el negocio.

Pero, ay, como en todo negocio, como en todo mercado donde el fin justifica los medios, hay gente con ideas originales y las hay con ideas copiadas. Y si Lola X es joven, rubia, hermosa, algo coqueta y tonta que escamotea su tontería con un culo especular y destrezas más bien ordinarias para tocar la guitarra, por ahí han de salirle al paso niñas muy parecidas. Por ejemplo, una tal Lili Y, que es un año más joven, rubia, hermosa, muy coqueta, que ha leído a Paulo Coelho y, además, tiene un culo espectacular y tetas de apaga y vámanos. O Yiyi Z, que es dos años más joven, rubia, hermosa, coqueta hasta la putería, que alguna vez le dio la mano Gabriel García Márquez, tiene un culo espectacular, tetas de apaga y vámonos y encima se viste para no dejar nada a la imaginción. O Zeze BB, cuya edad no se sabe... ni interesa, porque es rubia, hermosa, coqueta de llamar al culo culo, a la papaya raja; con un culo espectacular, tetas de apaga y vámonos y cara de no perder tiempo en las tonterías del foreplay...

Nada, es el pop clonándose para mantenerse fuerte, algo que, ironía de ironías, coloca a Lola X en un contexto trágico. Porque Lola X, que para empezar no era original aunque sí más original que las otras, termina quedándose atrás con sus canciones sobre un novio que salió corriendo cuando se dio cuenta que la mujer no servía ni para cambiar un bombillo.

Eliseo Cardona es crítico musical en Miami (Estados Unidos) y es creador del blog BlueMonk Moods.

 
Go to top of page

© 2003-2020 Noticias CLAVE · (+34) 931 291 454 ·

En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info